Adiós a Antoine Duhamel (1925–2014)


Hijo del escritor Georges Duhamel y de la actriz teatral Blanche Albane, el compositor francés Antoine Duhamel siempre estuvo rodeado desde su infancia por un ambiente puramente artístico. Con 20 años empieza sus estudios musicales poco antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, siendo sus principales maestros René Leibowitz y Olivier Messiaen. Su primer contacto con la pantalla grande le llegó en 1964 con Cruelle méprise, filme de Jean-Pierre Rankowitz, inicio de una carrera afincada en el viejo continente y muy especialmente en su Francia natal, destacando, entre otras, sus partituras para películas de Jean-Luc Godard como Pierrot le fou o Week-end, o las notables Baisers volés y Domicile conjugal de François Truffaut. Su relación con el cine español empezó en 1989 con su colaboración con Fernando Trueba para El sueño del mono loco, a la que seguiría tres años después la oscarizada Belle Époque y finalmente La niña de tus ojos. Asimismo sobresale La buena vida de David Trueba, score escrito en 1996. De entre sus premios podemos citar como los más representativos sus cinco nominaciones a los César, sus tres a los Goya y el recibido en el Festival de Berlín por su música para Laissez passer.
Ahora, y a la edad de 89 años, nos deja este insigne artista galo caracterizado por un estilo profundamente clasicista y ecléctico cuya máxima virtud ha sido la honestidad.

Comentarios