Celebrando a André Previn

Uno de los compositores más importantes en los 50 y los 60 fue André Previn. Su carrera, que empezó siendo muy joven (19 años), se decantó desde un principio por las comedias musicales tan de moda en el Hollywood Dorado. Pero Previn siempre ha sido un músico muy versátil que ha sabido adaptarse, como los grandes artistas, a todo tipo de géneros. En su filmografía destacan con luz propia scores como "Bad day at Black Rock" (1955), "Elmer Gantry" (1960), "The Four Horsemen of the Apocalypse" (1962) o "Irma la Douce" (1963).
El pasado mes de abril se editó un CD recopilatorio de algunas de sus piezas más sobresalientes, tanto clásicas como cinematográficas, bajo el título de André Previn: An 80th birthday celebration. No es una simple sucesión de temas principales de películas. Es más bien un sincero homenaje a un autor imprescindible en el panorama musical de la segunda mitad del siglo XX.
Enlaces:

Comentarios