"Presidente por accidente" de Maurice Jarre [*****]

De vez en cuando en la historia de la música cinematográfica aparecen obras que seducen por su encanto y vivacidad. Es el caso de este jovial “Presidente por accidente (Moon over Parador)” (1988) de Maurice Jarre. La película de Paul Mazursky protagonizada por Richard Dreyfuss no pasará a la historia por sus valores artísticos, pero la partitura del músico lyonés sí. ¿Por qué? Sin lugar a dudas por lo anteriormente comentado, además de por su delicadeza melódica y por su tonalidad fuera de lo común. Jarre es un músico de formación clásica especializado en la percusión y en los ritmos tradicionales y exóticos. Gran parte de su obra contiene recreaciones de este tipo, como “Lawrence de Arabia” (1962), “¡Villa cabalga!” (1968), “Sol rojo” (1971), “Mahoma, el Mensajero de Dios” (1976), “Pasaje a la India” (1984) o “Soñé con África” (2000). En “Presidente por accidente” (de título celtíberamente ingenuo), Maurice Jarre compone en definitiva una pieza orquestal dominada por un marcado colorido que impregna las imágenes de matices cromáticos vivos y exultantes, ofreciendo un concierto lleno de instantáneas musicales mágicas, frescas y memorables.

Comentarios