"River Queen" de Karl Jenkins [****]

La última producción de Vincent Ward, "River Queen", es una arriesgada apuesta por el cine de autor más íntegro. Sin embargo, su propuesta resulta en ocasiones muy tediosa y hasta pretenciosa debido a un guión confuso y a una realización preocupada por ser demasiado original. Esto no le sucede al score de Jenkins, quien, dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Londres, ofrece un concierto a medio camino entre lo clásico y lo cinematográfico. Son dos lenguajes que cuando se intentan emparentar suele ocurrir que el resultado resulte pedante y aburrido. No es el caso de la partitura de Karl Jenkins, caracterizada por su sobriedad y brillantez.

Comentarios